@pablojair

+ ¿No podía aceptar que se le pasaron los tragos?
+ El tren de Coatzacoalcos a Palenque.
+ Zenyazen con periodistas y palomita de la Federación.

Veo un México con sed… de la mala
—Colosio Chiquito

Una de las buenas noticias que en las últimas horas cacareó el Gobierno de Veracruz es la calificación crediticia que vuelve a poner a la entidad como una de las más confiables en el país.

Y es que este lunes, en conferencia de prensa desde Palacio de Gobierno (algo así como “la media-mañanera”, pero en versión Veracruz), el gobernador Cuitláhuac García Jiménez dio a conocer que la firma internacional HR Ratings había ascendido la calificación de BBB+ de Estable a Positiva, siendo la primera calificación del año para Veracruz, que además es muy buena noticia.

Para ponerlo más claro: haga de cuenta que la escala de calificación es del 0 al 11; Veracruz se encuentra en 9.5 actualmente.

Esto significa que Veracruz está mejorando muchísimo en sus finanzas y ese es precisamente el gran problema que se ha venido arrastrando desde al menos la administración de Miguel Alemán Velasco (1998-2004), cuando se comenzaron a dejar deudas pendientes a la siguiente administración, misma que crecieron en los periodos de Fidel Herrera (2004-2010) y Javier Duarte (2010-2016).

Fue el secretario de Finanzas, José Luis Lima Franco, quien explicó a detalle el tema y presentó una gráfica muy contundente de cómo han estado las calificaciones financieras en los últimos años: en el último de Javier Duarte todavía Veracruz tenía —extrañamente, si me permite apuntarlo— una de las mejores calificaciones: A- (algo así como 10), pero al siguiente año (2017) se dio la debacle por el despapaye que dejó el hoy interno del Reclusorio Norte.

Y es que para nada fue secreto que en los últimos meses de la administración duartista comenzaron los problemas para el exgobernador cuando alcaldes, constructores, proveedores y prestadores de servicios comenzaron a reclamar adeudos pendientes; la situación llegó a una etapa crítica cuando Duarte pidió licencia, entró al relevo Flavino Ríos Alvarado, y a éste los alcaldes de oposición le tomaron el Palacio de Gobierno a pesar de que tuvo reuniones previas para pedirles paciencia y explicarles la situación.

El problema fue que la toma se convirtió en show político: de ser una causa justa de alcaldes a los que les debían, se transformó en el escenario para que el entonces gobernador electo Miguel Ángel Yunes Linares impulsara a su hijo Miguel Yunes Márquez como futuro candidato a sucederlo en el Poder Ejecutivo. Yunes sabía que no había dinero, pero mantuvo la protesta a manera de seguirle sacando raja política al asunto.

De hecho, estando Yunes en su minigubernatura (2016-2018) la situación de adeudos con Ayuntamientos no se resolvió; tanto así que el actual gobierno morenista es el que ha estado sufragando esos gastos pendientes.

En la gráfica presentada por Lima Franco, se detalla que el peor escenario financiero para Veracruz fue en 2017: de A- pasó a B-, según la calificadora Moody’s. En términos más coloquiales, Veracruz estaba en 10, pero pasó a calificación de 1. Al año siguiente, en 2018, pasó a B (lo que sería un 2) y hasta ahí llegó el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares, que por el poco tiempo y por estar más dedicado a dejar a su chilpayate en la silla de Palacio de Gobierno, no pudo hacer prácticamente nada.

Dicen los chismosos que en una de esas Duarte le aplicó toda la maldad de sólo darle chance de gobernar sólo dos años con un estado hecho añicos. Una especie de venganza medio planeada. La verdad es que Yunes no tenía margen de operar, así como tampoco lo tuvo la administración duartista al final de su periodo, cuando había perdido la confianza de todos y lo abandonó hasta el presidente Enrique Peña Nieto, de quien se decía su amigo.

Esa maldita herencia financiera alguien tenía que tomarla como al toro por los cuernos. En el gobierno de Cuitláhuac han decidido sanear las finanzas pagando los adeudos a sabiendas de que no son broncas que ellos crearon. Que las deudas son institucionales, no personales, pero además hubiese sido una gran irresponsabilidad dejar que creciera y se dejara a la siguiente administración sin tomar siquiera las medidas para comenzar a pagar lo que se debe.

La calificación crediticia de Veracruz creció en 2019 justamente cuando se decidieron tomar medidas como liquidar adeudos como el que se tenía con la Universidad Veracruzana, que ni Duarte ni Yunes buscaron resolver. Ahí Veracruz pasó de B a BBB o BBB+ (de 2 a 8 o 9, dependiendo de la calificadora).

Lima Franco destacó, en este sentido, sobre la disminución de los pasivos, además de la lucha contra la corrupción, la honestidad y la austeridad, y las cuentas de orden que se han ido pagando y depurando.

De igual manera, dijo que se espera la calificación de las calificadoras Moody’s y Fitch, las cuales mantienen la calificación en BBB^P y BBB+Ê (como un 8 u 8.5), respectivamente. Abundó que se espera para el próximo año Veracruz la calificación A (en el rango de 10 y 11), colocando a la entidad con la óptima calificación crediticia.

En resumen, se puede decir que el Gobierno de Veracruz ya no está en la crisis financiera que tuvo hace unos años; ahora la deuda es manejable, se están pagando los pendientes y se hace un análisis concienzudo de quiénes son realmente los acreedores. La política de recorte de salarios, de gastos onerosos, ha sido también un factor que, sin duda, ha ayudado mucho. 

La nueva calificación crediticia no debe minimizarse; el manejo de las finanzas en este gobierno ha sido lo más destacado, teniendo en cuenta el problemón que significaban hace apenas unos años atrás.

NOTA PARA PEGAR EN EL REFRI: Vaya borrachera la que traía el alcalde de Monterrey, Luis Donaldo Colosio Jr., luego de que fue exhibido en pleno estado de ebriedad presidiendo una sesión de Cabildo de manera virtual… Para los que tenemos años en eso de las bohemias (y las Tecates y las Negras Modelo y las Victorias), no se les puede engañar: la forma desorientada de actuar, las palabras arrastradas y el comportamiento errático en general que lo atribuía a una “falla técnica” de sus equipos… Lo peor de todo no fue eso que podría haber quedado en una simple anécdota, sino la manera en que lo manejó: salió horas después el hijo del mártir priísta a decir que no estaba ebrio cuando ya todo mundo juzgó su evidente actuar y no había manera de justificarlo… ¿Qué le costaba ofrecer disculpas? ¿Que le costaba decir que efectivamente se le habían pasado las copas y que no volvería a suceder?… Mire, ya hubo un caso un caso peor cuando el entonces gobernador de Jalisco, Emilio González, en estado de ebriedad, dio un discurso lleno de mentadas de madre. En ese entonces, el panista pidió perdón, pero su comportamiento quedó grabado y exhibido ante la opinión pública nacional… Otro que también vio caer su carrera política fue Eduardo Andrade Sánchez, quien todo beodo entró a un programa en vivo transmitido por Televisa a hacer escándalo, justo cuando el PRI perdía la Presidencia de la República con el triunfo de Vicente Fox… A Colosio Junior se le ha manejado como el probable candidato de la megacoalición McPRIANRD, pero ahora ya comienzan a verse las señales de que una cosa es el apellido y la figura del padre, y otra muy distinta es el hijo que se va a Nueva York —según versiones periodísticas— a ponerse una pedota y pasar vergüenzas en una sesión oficial de Cabildo… Por cierto ¿y qué hacía en Nueva York? ¿Qué no hay broncas qué resolver en Monterrey, Nuevo León? ¿A poco no ven los problemas de falta de agua y feminicidios?… Debe ser que Colosio, como el gobernador, viven sólo en el mundo virtual de las redes sociales donde todo mundo puede ser payaso y la realidad es sólo ficticia y manipulable.

OTRA NOTA: En una entrevista de hace algunas décadas, el desaparecido maestro de artes plásticas Francisco Toledo contaba que cuando era niño disfrutaba mucho de viajar en tren desde su natal Juchitán, Oaxaca, hasta Minatitlán, Veracruz, viendo cómo cambiaba el paisaje árido a selvático… Hace algunos años, el maestro de fotografía, Brizio Martínez, nos contaba en la universidad que hizo una sesión para la portada de un disco de un artista local en un vagón de pasajeros que encontraron curiosamente en la estación de Coatzacoalcos. Lo sorprendente es que para esas fechas ya Coatza no contaba con trenes de pasajeros, pero de pura chiripa encontraron dicho carro tipo Pullman… De hecho, en esos tiempos universitarios de inicios del 98, se sabía que ya no había trenes de pasajeros en Veracruz, ni siquiera el que conectaba con el de la Ciudad de México y todo era de carga… Lo anterior viene a la memoria porque este fin de semana el presidente Andrés Manuel López Obrador volvió a anunciar que se rehabilitará la estación de Coatzacoalcos para que haga entronque con Palenque, Chiapas (uno de los lugares más chidos de México; visítelo, plis) para conectarse con el ya famoso y polémico Tren Maya que ahora resulta es un “atentado” para los ambientalistas de ocasión… La verdad es que el tren debería renacer como una opción para el movimiento de pasajeros, tomando en cuenta que el sureste sólo está acaparado por una sola línea de autobuses, el nefasto ADO… La inversión, según el “preciso”, será de 30 mil millones de pesos.

LA ÚLTIMA PORQUE YA SE FUE AL CARAJO LA GRIPA Y DORMIR EN SANTA PAZ: El pasado viernes 29 de abril el titular de la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV), Zenyazen Escobar García, tuvo una comida con representantes de los medios de comunicación del puerto de Veracruz, hecho que se le reconoce pues es uno de los pocos secretarios de despacho que desde sus tiempos como diputado local acostumbra este tipo de convivencias… Fuera de protocolos, Zenyazen Escobar compartió el pan y la sal con el gremio periodístico, lo que le sirvió para recargar energías y retomar actividades el domingo 1 de mayo en la conmemoración del “Día del Trabajo”, al acompañar al gobernador Cuitláhuac García Jiménez, a presenciar el desfile en la capital del estado, donde estuvo atento a las peticiones de los trabajadores del sector educativo… Pues bien, como no iba a estar contento Zenyazen Escobar si el jueves 28 de abril, justo un día antes de la convivencia con los medios de comunicación, se realizó la presentación de los indicadores educativos 2021, de la Comisión Nacional para la Mejora Continua (MEJOREDU) de la Secretaría de Educación Pública (SEP), donde a pesar de la pandemia por Covid-19, Veracruz tuvo resultados positivos… Se analizaron los indicadores de ingreso, permanencia, trayectoria e impacto de la educación veracruzana por nivel, tipo educativo y servicio, en los que se tuvo avances significativos… Hoy por hoy, Veracruz se ubica entre los 10 primeros estados del país en desempeño educativo, gracias al trabajo colaborativo entre las autoridades educativas, personal docente, madres y padres de familia, al impactar directamente en la enseñanza de los estudiantes de los diferentes niveles. Además, es uno de los estados con el mayor número de escuelas abiertas que imparten clases presenciales, luego de dos años de pandemia… Escobar García se congratuló porque hoy las cifras son reales, no se «maquillan» como acostumbraban autoridades anteriores para presumir avances, cuando no había tales…No hay que olvidar que cuando Zenyazen Escobar tomó las riendas de la SEV, encontró que se encontraba en los últimos lugares de desempeño académico y primeros en corrupción… Vaya, recuérdese que hasta el anterior titular, Enrique Pérez, hasta plaza de maestro se había adjudicado el angelito.


Toda la información que necesitas la encuentras en nuestro canal de Telegram.

!Únete! https://t.me/informantemxc

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí