Reprueba PAN el acto autoritario de MORENA

Redacción Informante 

Xalapa, Ver.- En Veracruz el cambio de gobierno ocurrido en el 2016 tuvo un objetivo que movió a los partidos que lograron sacar al PRI de Palacio: restablecer el orden y el respeto entre poderes. Así lo ha hecho Miguel Ángel Yunes Linares como titular del Poder Ejecutivo.

Este martes, 7 de agosto, los diputados de Morena tomaron una decisión que pone en evidencia la transformación de nuestro país y de Veracruz hacia el autoritarismo. Un acto de retroceso en el cambio positivo que se logró en nuestro estado que era el debate de ideas, el diálogo y el acuerdo, la búsqueda del bien común por encima de los intereses partidistas o personales.

Desde temprana hora, el Grupo Legislativo de Morena colocó cadenas y candados en las puertas de acceso al Congreso del Estado e impidieron el paso a trabajadores y legisladores de otros partidos bajo argumentos basados en suposiciones y especulaciones difundidas mediáticamente.

Los diputados de Morena, obedeciendo órdenes del gobernador electo Cuitláhuac García, llevaron a cabo un acto reprobable que atenta contra los derechos de los ciudadanos y sus representantes, elegidos éstos constitucionalmente en el año 2016 y cuyas funciones terminan el próximo 5 de noviembre.

El PAN y PRD lograron romper las cadenas de la imposición de voluntad del Gobernador en turno y la supeditación del Poder legislativo al Poder Ejecutivo al lograr los votos suficientes hace dos años. Ahora, Morena puso cadenas en el Congreso, puso candados al ejercicio democrático del debate; despreció a la institución y clausuró el derecho a la libre expresión de las ideas en la casa del pueblo.

Con este acto de violencia que el PAN reprueba, los representantes de Morena atentaron contra la vida republicana, contra uno de los poderes que constituyen nuestra República, intentan controlar los actos de quienes integran un Congreso plural.

Para el PAN este encadenamiento de las puertas de la casa del pueblo no es más que un mal augurio de lo que nos espera a los mexicanos: la imposición de una sola voluntad mediante la mayoría legislativa, como en la mejor época del PRI.

Como partido rechazamos estos actos autoritarios que no llevan más que a la división y son contrarios a la voluntad de los ciudadanos que eligieron un cambio para Veracruz en el 2016.

Les recordamos a los actuales diputados de Morena que los Poderes están obligados a cumplir con sus facultades y atribuciones, que los actos de funcionarios y legisladores están sujetos a la ley y deben acatar sus respectivos mandatos, trabajar hasta el último día es uno de ellos. Hay tiempos y términos que es necesario cumplir, querer paralizar el trabajo legislativo hasta que asuman el gobierno es inaceptable e ilegal.

Si esta es la cuarta transformación mal estaremos en Veracruz y en el país.

Por una patria ordenada y generosa y una vida mejor y más digna para todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *