• Los profesionales en finanzas y de la banca dan recomendaciones para solicitar créditos

Redacción Informante

Las festividades de fin de año dijeron adiós, pero las deudas se quedaron y no se sabe por cuánto tiempo. Entre la alegría y el furor de las fiestas, la gente no escatima en gastos y hasta en despilfarros.

Es hora de saldar todos los gastos que se adquirieron con las tarjetas de crédito, y hasta con préstamos entre familiares y amigos.

Y es ahí, en la cuesta de enero, donde se vuelve complicado salir del bache. Pero no hay que alarmarse, si existe un asesoramiento íntegro y profesional, todo tiene una solución hasta esa megadeuda adquirida. Ahí es donde entran los créditos.

“El crédito es una herramienta financiera útil, pero hay que utilizar el crédito de forma responsable para evitar mayores problemas económicos. Si vas solicitar uno en esta cuesta de enero, toma decisiones informadas, revisa tu capacidad de pago y planea bien tus ingresos y mensualidades para hacer un buen uso de él, así evitarás caer en la morosidad y que tus finanzas personales no se vean afectadas”, señala Gabriela Rolón, directora de Creditas México, plataforma líder de soluciones tecnológicas y financieras de créditos con garantía.

En ese sentido, los expertos de dicha plataforma, aconsejan revisar los siguientes puntos para no caer en un sobreendeudamiento. Y, por supuesto, elegir el más conveniente.

Tipos de créditos

Préstamos personales. Se trata de créditos donde no se da información a qué se destinará dicho crédito; pero se puede emplear en la compra de bienes, viajes, remodelaciones, entre otros. Son otorgados por bancos o instituciones financieras.

Créditos con garantía. Significa hallar apoyo de un activo para obtener recursos y ponerlo como garantía del préstamo, puede ser un auto o casa, el usar este bien, se generan condiciones más accesibles y, a la vez, se puede seguir haciendo uso de los activos mientras se cumple con los pagos.

Créditos de nómina. Por medio del sueldo se podrá solicitar la cantidad requerida, los pagos se irán descontando directamente y de forma automatizada del salario. La nómina se vuelve una garantía que permite acceder a condiciones competitivas, y no requieren de un aval u otra garantía.

¿En qué me debo de fijar al solicitar un crédito?

  • Pedir sólo el dinero necesario. El dinero solicitado, se tiene que regresar sumando intereses y comisiones. Por esta razón, debe analizarse bien qué cantidad es urgente, para no sufrir con las mensualidades. Y no olvidar que este capital no es para realizar compras innecesarias; al contrario, es una ayuda para enfrentar la situación financiera que dejaron los gastos navideños.
  • Comparar créditos. Aunque se perciba urgencia por obtener un crédito, nunca hay que dejarse ir por la primera opción; se deben investigar las distintas alternativas ofrecidas por los bancos o alguna institución financiera; se debe comparar y elegir la que mejor se ajuste a ciertas necesidades.
  • Leer “las letras chiquitas”. Se debe consultar bien con la institución cuál va a ser la mensualidad, el tipo de tasa de interés (fija, variable o mixta), comisiones, cargos, etcétera.
  • Cuidarse de los fraudes. Existen personas que pueden aprovecharse de esta situación para llevar a cabo fraudes la gente debe desconfiar de aquellas que prometen rapidez, solicitan un adelanto, o que no requieren ningún dato adicional para comprobar la identidad o ingresos del cliente. Debemos recordar que debemos hacer tratos con empresas reconocidas y registradas ante Condusef, CNBV y Profeco.
  • Ajustar el presupuesto. Un crédito es una responsabilidad que se deberá asumir por determinado tiempo. Por tal motivo, se debe ajustar el presupuesto mensual para destinar una parte de los ingresos a liquidar dicha deuda.

Si es necesario, se deben recortar algunos gastos y servicios que no se usen o no sean indispensables, esto puede ser de forma temporal.

Por su parte Banorte, también brinda cinco tips para superar este mes de enero:

  1. Enfrentar la realidad. Identificar todas las deudas adquiridas durante diciembre y trata de saldar todas las que sean posible o las que puedan generar intereses.
  2. Por más difícil que sea, hay que evitar comprar más. A principio de año las tiendas lanzan liquidaciones de mercancía, ¡fuera ofertas! Sin embargo, se pueden las necesarias y usar de manera inteligente las tarjetas de crédito.
  3. Realizar un presupuesto mensual de gastos e identificar cuáles se pueden reducir durante el siguiente mes, por ejemplo, no comer fuera de casa, utiliza bicicleta en vez de pagar transporte o viajar en auto.
  4. Tener mucho cuidado con los ‘gastos hormiga’. Muchas veces evadimos los pequeños gastos que hechos durante el día o la semana, sin embargo, al sumarlos a final de mes, resultan ser de gran importancia para nuestro bolsillo. Debemos usar las apps que monitorean todo lo comprado.
  5. Si alguna de las deudas genera grandes intereses, hay que liquidar de inmediato. Lo recomendable es pedir un préstamo que tenga una tasa de interés más baja a la deuda y así el dinero rendirá más.

Toda la información que necesitas la encuentras en nuestro canal de Telegram.

!Únete! https://t.me/informantemx

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí