El futbol rosa, ¿tiene futuro?

De volea
Por: Áser Oropeza
@ASerOro

El futbol siempre ha sido para ambos géneros. Por ello es que la pelota es redonda, las porterías miden lo mismo al igual que el rectángulo y que las capacidades físicas y habilidades con el balón se pueden reproducir, ya sea en el sexo masculino o femenino.
Un éxito total ha sido esta primera temporada de la Liga Femenil MX profesional, amparada por la Federación Mexicana de Futbol, y que se ve como un proyecto a futuro, sobre todo para nutrir las selecciones nacional antes que tener una de las mejores ligas del mundo, por lo que competirían con Estados Unidos y Europa, como los máximos exponentes del futbol rosa.
El récord impuesto en el estadio del Pachuca con más de 20 mil personas es una prueba de la gran expectativa que generó este primer partido de la final, a pesar de ser en lunes y en día de asueto, aunque hay que decir que las entradas han sido gratuitas y la motivación del club por regalar bufandas rosas fueron un acierto total.
Sin embargo queda mucho por trabajar. A mi parecer, desde la comodidad del sillón (por ello acepto total cantidad de argumentos en contra), la formación de porteras debe ser una constante y fortalecerlo más. Blanca Félix, de Chivas, es un garbanzo de libra que desentona comparada con la gran cantidad de arqueras que se desempeñaron a lo largo de esta Liga. E incluso ella misma sufre el mayor punto débil de este futbol: tírenle de lejos, cerca del larguero, es poco probable que lo pare.
Aunado a ello, hay cosas muy básicas que no es culpa de la formación, de las técnicas y habilidades aprendidas; son simplemente cuestiones de estatura, de alcance o rapidez nata. No se puede exigir mucho, pero tampoco menospreciar el gran esfuerzo de las competidoras. Está clarísimo que se juegan la vida en cada jugada, que tienen una real hambre de triunfo, de gloria y que disfrutan el sueño de jugar en la máxima división posible de nuestro futbol con el amparo de instituciones deportivas serias detrás de ellas. Eso es lo mejor para la tranquilidad y proyecto a futuro de esta misma liga.
Ahora quedará saber cómo se realizará la siguiente temporada. Si aumentará la cantidad de aficionados que lleguen a los estadios, si pasa de ser moda a una constante de consumo como fan del futbol, si los niños y niñas llegarán a tener ídolas en cualquiera de las instituciones, si ellas mismas no se crecen subiéndose a un tabique (como tanto se le critica a los varones) porque al final de cuentas son humanas que no están acostumbradas a los reflectores, ejemplos hay muchos en los hombres.
Vamos a ver si le ponen más “colmillo” y empiezan a jugar más rudo, con menos lealtad a la pelota y haciendo tiempo para ensuciar el juego. Esos vicios, estoy seguro los aprenden en el día a día y no tienes que ser varón o mujer para tratar de mantener un resultado a tu favor mediante esas marrullerías.
Es el inicio de un excelente proyecto, pero serán las mismas protagonistas y los directivos quienes pueden arruinarlo o encumbrarlo para sacarle más dinero a la afición.
Botepronto: La liguilla inició y vamos a ver si el Cruz Azul de Jémez acaba con la sequía o con la carrera del español en México.
Préndela así, de volea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *